21 de Marzo de 2019

EE.UU.: aseguradoras podrán revisar redes sociales de sus clientes

Valora este artículo
(0 votos)

Es una nueva reglamentación que se va a aplicar en el Estado de Nueva York, pero que podría extenderse al resto del país. Reduce el derecho a la privacidad y obliga a que cada uno revise qué contenidos subió a sus cuentas personales.

A los fanáticos de Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y otras redes sociales, esta noticia les debería hacer correr bastante frío por la espalda, subraya Martín Burbridge en una nota para cronista.com.

Porque la nueva disposición que se está por implementar en los próximos meses en Nueva York va a forzarlos a pensar bien qué postean cada día, pero también qué contenidos han tenido subiendo todos estos años.

En una decisión muy polémica, el Estado de Nueva York acaba de publicar un comunicado preliminar que detalla cuáles serán las nuevas reglamentaciones en esta materia.

Y que autoriza a las aseguradoras a acceder a toda la información alojada en las cuentas personales de sus clientes en redes sociales para evaluar mejor los riesgos que corren al emitirles una póliza.

Esto significa que pronto habrá que pensar dos veces si conviene mostrar a los amigos en Facebook o Instagram lo genial que uno lo pasó en la fiesta de anoche, con una foto tomando un trago o fumando un cigarrillo.

Y, al contrario, en la conveniencia de "decorar" las cuentas en redes con imágenes más "saludables", como haciendo ejercicio, pero hasta cierto punto, porque las actividades de deportes extremos también pueden impactar en el perfil del asegurado.

La información fue adelantada la semana pasada por The Wall Street Journal, y anticipa que la nueva regulación entrará en vigencia en los próximos meses, aunque ya muchos se preguntan cuánto tiempo pasará para que pase a aplicarse a nivel nacional.

Claramente, es la primera vez que el gobierno reconoce oficialmente el derecho de las aseguradoras de revisar la vida privada de sus clientes de una manera tan invasiva.

Esta es una decisión que ya provoca polémica en EE.UU., pero que, como sucede últimamente con tantos otros temas de derechos civiles, la ola conservadora que existe en la sociedad estadounidense desde la elección de Donald Trump en 2016 fue afectando a varios de ellos.

Estricamente delimitada

A pesar de la alarma que provocó en las redes sociales la noticia, las autoridades se esforzaron por aclarar que la nueva reglamentación será "estrictamente delimitada" para evitar cualquier tipo de excesos. El objetivo es impedir que las compañías de seguros utilicen la información obtenida en las redes sociales para discriminar a algunos clientes.

Pero no queda claro cómo se va a controlar que eso no suceda. Y más teniendo en cuenta los antecedentes de las empresas del sector, que históricamente han tenido que enfrentar gran cantidad de juicios por prácticas abusivas y fraudes.

Principalmente, lo que se plantea, según The Wall Street Journal, es evitar que los algoritmos que van a ponerse a evaluar toda la información en las redes no estén programados con un determinado sesgo, ya sea racial o en contra de ciertas minorías.

Para las máximas autoridades de regulación financiera del Estado de Nueva York, la autorización llega para enmarcar una práctica que ya existe, aunque de manera velada.

"Al tratarse de un ámbito que evoluciona permanentemente, sobre todo en materia de contratación de pólizas de seguros, era importante para nuestro departamento establecer cuanto antes ciertos principios generales", fue la explicación de Maria Vullo, una de las funcionarias a cargo de la nueva medida.

Nada nuevo bajo el sol

Según las fuentes consultadas por el diario, ya existirían unas 20 compañías de seguros que revisarían (sin autorización oficial) las redes sociales para obtener más información sobre la vida privada de sus clientes.

Toda la información relevada por este trabajo de investigación online se sumaría a la ya tradicional del Veraz, títulos de propiedad, juicios civiles, etc., con el objetivo de determinar el nivel de riesgo de cada cliente, descubrir fraudes o acelerar procesos en contra de algunos de ellos.

Pero parecería ser que algunas aseguradoras han ido incluso más allá, buscando información online que indique si una persona usa apps de fitness o si utiliza el delivery para que le manden comida chatarra o saludable, o si su celular está geolocalizado en un gimnasio o en un bar.

NOTAS RELACIONADAS:

Un 60% de los argentinos no usa antivirus en sus celulares

Cambia WhatsApp y hay que acostumbrarse de nuevo

Para las compañías de seguros, esta reglamentación es una gran oportunidad para hacer más eficiente el sistema. De hecho, la Asociación Nacional de Aseguradoras de EE.UU. ya se prepara para dar el salto de la normativa a todo el país, para lo cual constituyó un grupo de trabajo dedicado a estudiar cómo usar mejor el "big data".

Además, las principales empresas del sector están basadas en Nueva York, por lo que el Estado se está convirtiendo en un laboratorio de pruebas de lo que más adelante se podría llegar a aplicar a nivel nacional e internacional.

Lamentablemente, las regulaciones corren detrás de los usos y costumbres. Porque una encuesta realizada por el organismo de control de Nueva York 18 meses antes de anunciar esta nueva reglamentación, arrojó que existen empresas especializadas que "venden" a las compañías de seguros toda la información que "recolectan" en las redes, incluyendo el aspecto de las personas en las fotos, o el tipo de equipo electrónico que usan.

"Potencialmente, toda esa información puede reflejar ciertas prácticas ilegales basadas en la pertenencia a una raza o minoría", indicaron los reguladores. El Gran Hermano asegurador ya está entre nosotros.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar