21 de Marzo de 2019

Aprendé cómo limpiar correctamente celulares y accesorios

Valora este artículo
(0 votos)

Con el uso permanente que le damos a nuestros smartphones y sus gadgets, como auriculares, cargadores e incluso, conectores al puerto USB, lo que vemos nosotros como marcas de uso, a niveles microscópicos puede tratarse de bacterias que pueden afectar nuestra salud a largo plazo.

Al estar utilizando nuestros smartphones todos los días, el uso y el transporte de los mismos a diferentes sitios, hacen de ellos un gran caldo de cultivo de infecciones.

Así como la recomendación siempre es lavarse las manos al venir de la calle, lo mismo debería correr para nuestros dispositivos electrónicos. Hay formas adecuadas para limpiarlos completamente y además, asegurar su correcto funcionamiento.

Celulares libres de infecciones y bacterias

Un estudio reciente demostró que en nuestros celulares conviven más de 23 mil hongos y bacterias, las cuales pueden ser distinguidas únicamente de manera microscópica.

Por eso, a veces no somos conscientes de la cantidad de riesgos que viajan sobre nuestros dispositivos portátiles. Principalmente, tomamos los mismos de nuestros hogares, y sobre todo, de la vía pública.

Al guardarlo y sacarlo constantemente de nuestros bolsillos y carteras, en los cuales además en algunos casos llevamos comidas, libros o apuntes, exponemos a nuestros teléfonos a un sinfín de hongos y bacterias.

La exposición a las mismas puede traer infecciones que pueden afectar desde nuestra piel hasta los pulmones. Es por eso, que el mayor riesgo se debe principalmente a la falta de higiene de nuestros teléfonos y de nuestras manos.

El lugar en donde podemos encontrar la mayor suciedad es la pantalla del celular, ya que es lo que más está en contacto con nosotros. El deslizar constante, los tap en la misma e incluso, golpes e impactos en el suelo son los sucesos que más exponen a nuestro celular a bacterias o similares.

No se trata únicamente de una cuestión de higiene, sino que además los sensores y partes de la pantalla también necesitan de su limpieza diaria para su correcto funcionamiento.

Recomendaciones para limpiar la pantalla

Lo mejor para limpiar la pantalla, o incluso el famoso vidrio templado para protegerla, es utilizar un paño liviano que no deje pelusa ni rastros en la pantalla seco, sin ningún producto ya que puede dejar rayones e incluso, afectar aún más los sensores táctiles. Los materiales ideales son la microfibra e incluso, la franela.

En cuanto a químicos para esta limpieza, el alcohol isopropílico es un gran aliado y se diferencia del alcohol común por ser un líquido más liviano que al secarse, no deja marcas o estela que puede ocasionar rayones en la pantalla táctil.

La mejor manera de utilizarlo para limpiar es con movimientos circulares constantes, primero con el paño apenas humedecido y luego, con el paño seco para sacar el excedente.

Otra alternativa al alcohol isopropílico son esos productos específicos para la limpieza de pantallas. Usualmente, vienen acompañados de un paño adecuado para terminar toda la limpieza.

Los accesorios también pueden ser limpiados

No se deben pasar por alto los cables, los auriculares y todo aquello que complemente el uso de nuestros celulares. Para la limpieza de la carcasa, lo mejor es desmontarla de ser posible y limpiar el lugar donde se encastra con un hisopo cuidadosamente, sobre todo los puertos y todas aquellas conexiones importantes.

En este caso, y evitando el despelusamiento del hisopo, podemos valernos nuevamente del alcohol isopropílico.

NOTAS RELACIONADAS:

¿Se justifica reemplazar el teléfono por uno plegable?

Ya se puede cargar el celular con el WiFi

Para los cables, en cambio, lo mejor es limpiarlos una vez desconectados. Con una pasada de un paño humedecido por el cuerpo del cable y luego, con cuidado en el puerto, es más que suficiente para asearlo.

Otra cosa a tener en cuenta: no humedecer tanto el paño, utilizar alcohol isopropílico y aguardar a que los puertos estén totalmente secos y libres de humedad.

Por último, los auriculares también son un foco de bacterias e incluso, de nuestra propia cera de los oídos. Siguiendo los mismos pasos y los mismos elementos ya antes mencionados, procurar no humedecer los comandos y la ficha de conexión.

Ayudarse con un hisopo o con un escarbadientes para la parte que va dentro de nuestra oreja (sin pinchar ni dejar astillas) puede ser sumamente útil.

No olvides tampoco lavar tus manos (y tus oídos) periódicamente, para que la limpieza profunda a tu celular sea únicamente una vez a la semana.

Fuente: infotechnology.com

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar