19 de Diciembre de 2018

Banner Principal 01 - Matias Perazzo

La industria electrónica de Tierra del Fuego cierra un año negativo

Valora este artículo
(0 votos)

La venta de televisores -que explotó en el Mundial- cae, al igual que celulares. Todavía no despegó aire acondicionados.

Cada cuatro años, los fabricantes de televisores suelen tener su primavera. La disputa de los mundiales incentiva la venta de esos aparatos.

Durante el primer semestre, el despacho de televisores subió un 88% en comparación con el mismo período de 2017, detalla Martín Bidegaray en una nota para clarin.com.

Sin embargo, el desplome del segundo semestre es de tal magnitud que en el sector creen que este año podrá terminar apenas por arriba de 2017. Lo que se ganó entre enero-junio de ventas extraordinarias se estaría perdiendo con el parate de los últimos meses, razonan en Afarte, la cámara de la industria electrónica de Tierra del Fuego.

Aunque disminuyó la compra de celulares que se traían desde Brasil y Chile, eso no alcanzó para dinamizar el ensamblado de móviles locales. Los insumos se encarecieron al ritmo del dólar, ya que son importados. Y el sector también se encamina a un año de ventas menguantes.

Hay menos renovación de equipos. Falta para conocer los números definitivos, pero se estima que la producción de celulares ya es un 20% menor que la de 2017.

Las altas temperaturas suelen provocar un repunte en la venta de aire acondicionados. Sus fabricantes dicen que los precios subieron un 24%, menos que la inflación. Sin embargo, el segmento todavía no experimentó el despegue. "La gente suele empezar a hacer sus consultas después de la tercera noche de calor fuerte", destacan en ese rubro.

Los televisores fueron estrellas de las ventas con los programas de ventas en cuotas. Aunque el Mundial de fútbol deparó los resultados esperados por los fabricantes, a las cadenas de electrodomésticos les sobró stock. De esa forma, no estuvieron encargando nuevas órdenes de compra en escala. De hecho, todavía se están liquidando algunos productos remanentes de ese momento.

Samsung es el rey de la telefonía celular local, con más de un 60% de participación de mercado. LG y Nokia están avanzando. Pero en el sector notan que la renovación -en busca de pantallas más grandes, más prestaciones- es menor que en otros años. La adquisición de nuevos aparatos está mayormente vinculada a personas que sufren el robo de sus equipos.

Los que miran la categoría de aire acondicionados dudan por el peso de la factura de luz. Después de tarifas irrisorias (ni 10% de lo que costaba a fines de 2015) en Buenos Aires y el conurbano, los usuarios se volvieron más cuidadosos y temen boletas abultadas.

NOTAS RELACIONADAS:

Trabajadores patagónicos lideran el ranking salarial argentino

¿Qué queda del proyecto tecnológico K en Tierra del Fuego?

Hay nuevos equipos que son mejores en términos de eficiencia energética, y que generan ahorro por ese lado. Pero se trata de unidades con un precio más alto que los equipos habituales. Y todavía la demanda no parece estar dispuesto a convalidarlos.

La industria de Tierra del Fuego temió que la actual administración disminuyera los aranceles a la importación de electrodomésticos, poniéndolos a competir con países más fuertes. Pero eso no sucedió. El sector quiere que sus ventajas se mantengan y dicen que Brasil ya aseguró una medida de ese tenor para los productores de su país.

Los sindicatos que representan a casi 8.000 trabajadores en Tierra del Fuego pactaron un congelamiento de sueldos hasta mediados de 2020, para preservar al sector, amenazado por una "liberalización". Sin embargo, hubo algunas negociaciones para paliar el efecto inflacionario y ahora negocian por el bono de $5.000.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar