16 de Noviembre de 2018

Mediante un decreto se hará obligatorio el pago del bono de $5000

Valora este artículo
(0 votos)

El plus será solo para trabajadores del sector privado y se pagará en dos tramos, según el borrador del DNU.

Podrán pactarse condiciones especiales en las paritarias, señala Elizabeth Peger en un anota para cronista.com.

Con la urgencia de desactivar hoy mismo la amenaza de un nuevo paro de la CGT en la misma semana de la cumbre de Líderes del G20, el Gobierno concentró sus gestiones en las últimas horas a terminar de convenir con la central obrera y las principales cámaras empresarias el texto definitivo del decreto de necesidad y urgencia que el presidente Mauricio Macri firmará en forma inminente para imponer el pago de un bono de fin de año de $5000 para los trabajadores del sector privado.

Al cierre de esta edición, funcionarios, representantes sindicales y empresarios habían acordado los ejes centrales del DNU que establecerá la obligatoriedad del pago del suplemento salarial en dos tramos de $2500 cada uno con los salarios de noviembre y enero.

Sin embargo, anoche aún quedaba un controvertido aspecto que no estaba zanjado: el reclamo de la Unión Industrial (UIA) para que el bono sea tomado como pago a cuenta de los incrementos salariales que se pacten en el marco del proceso de reapertura de paritarias.

La inclusión de ese planteo en un primer borrador del decreto discutido ayer por la tarde generó un firme rechazo de la conducción de la CGT, que amenazó con retirarse de la negociación y avanzar con la convocatoria a un nuevo paro general si el polémico párrafo no era excluido de la medida.

"De ninguna manera vamos a aceptar que nos den un paliativo hoy para que mañana nos lo quiten. Si esto no se cambia no hay acuerdo y habrá paro", alertó a media tarde un importante referente cegetista a este diario.

Ante la advertencia sindical, colaboradores del ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, retomaron las conversaciones con la UIA para intentar acercar posiciones y destrabar la discusión.

El suplemento extraordinario tendría carácter obligatorio (similar a los decretos por lo que la gestión de Eduardo Duhalde fijó en julio de 2002 el pago de un plus salarial de $200), se abonaría en dos tramos y beneficiaría únicamente a los trabajadores del sector privado.

Las alternativas

Por eso, según fuentes de la negociación, anoche se evaluaba un texto alternativo tendiente a establecer que cualquier condición especial y diferente respecto a los términos generales del bono (una mayor cantidad de tramos para efectuar el pago, o la posibilidad de absorberlo o considerarlo a cuenta de los aumentos en paritarias) solo podría definirse por un acuerdo entre "las partes signatarias del respectivo convenio de actividad". Es decir en la paritaria sectorial.

Si esa alternativa finalmente no prospera, el consejo directivo de la CGT que se reunirá esta tarde desde las 16 oficializará el llamado al paro, posiblemente para el martes 27 de noviembre. "Ya mostramos nuestra voluntad, no hay más margen para esperar más", sostuvo anoche otro gremialista.

Ante la necesidad de desactivar la huelga, contener un eventual desborde en paritarias y ofrecer señales concretas para descomprimir la conflictividad social, Macri ordenó a sus colaboradores abrir una mesa de diálogo con la CGT y representantes de la UIA, la Cámara de Comercio, Construcción y CAME.

Como parte de esa misión, Sica acompañado por el secretario de Trabajo, Jorge Triaca, se reunió el martes en la sede del gremio de Sanidad con un grupo de empresarios y sindicalistas y consensuó los aspectos centrales del pago del bono de fin de año y un mecanismo para contener los despidos mediante una instancia administrativa con intervención de las autoridades laborales.

En ese marco se resolvió que el suplemento extraordinario tendría carácter obligatorio (similar a los decretos por lo que la gestión de Eduardo Duhalde fijó en julio de 2002 el pago de un plus salarial de $200), que se abonaría en dos tramos y beneficiaría únicamente a los trabajadores del sector privado.

Eso quedó plasmado ayer en el borrador del DNU. Además se determinó que también habrá un bono para el personal del servicio doméstico y los trabajadores rurales, aunque esos casos serán definidos en mesas sectoriales.

NOTAS RELACIONADAS:

Desde la UIA afirman que 6 de cada 10 empresas no podrán pagar el bono

"El bono será obligatorio para el sector privado"

El decreto no alcanzará a los agentes estatales. El Gobierno ya inició una ronda de conversaciones informales con el gremio de UPCN para convenir la forma y condiciones. Provincias y municipios tendrán libertad de acción para otorgar el suplemento salarial según sus posibilidades.

El decreto no alcanzará a los agentes estatales. En el caso de los trabajadores de la administración pública nacional, el Gobierno ya inició una ronda de conversaciones informales con el gremio de UPCN para convenir la forma y condiciones en que el bono se replicará en el sector público.

Allí también se discute un posible aumento adicional que se sumará al incremento de 15% fijado por las paritarias. En tanto, provincias y municipios tendrán libertad de acción para otorgar el suplemento salarial según sus posibilidades.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar