19 de Diciembre de 2018

Blanqueo laboral: el Gobierno va por su tercer intento

Valora este artículo
(0 votos)

Uno de los anuncios del presidente Mauricio Macri en su discurso de apertura de la asamblea legislativa estuvo centrado en que va a enviar un proyecto de ley de blanqueo laboral.

Es el tercer intento de este gobierno por lograr sacar adelante un estímulo para la regularización de trabajadores no registrados, que conforman el 34,4% de la masa laboral, es decir que uno de cada tres trabajadores está "en negro".

Los datos del Indec correspondientes al tercer trimestre de 2017 (últimos datos disponibles) relevan 2.993.812 asalariados sin descuentos jubilatorios dentro del total de aglomerados urbanos.

Sumando al resto de la población y también a las trabajadoras de casas particulares, quienes no están registrados pueden sumar 1.000.000 personas más, indica Paula Urien en una nota para lanacion.com.ar.

Se trata de un problema mayúsculo para los mismos trabajadores, que no tienen acceso a la seguridad social ni a ninguno de los beneficios de la Ley de Contrato del Trabajo, como derecho a vacaciones, aguinaldo o una jornada de trabajo con horario limitado, entre muchas otras.

Por otro lado, la falta de aportes también afecta a la seguridad social. Y desde la mirada de los empleados, se trata de una falta de protección para su empleado que puede llevarlo a juicio, aunque muchas veces opta por esta instancia por el elevado costo que significa regularizar la situación.

El primer intento del Gobierno para llegar a una ley del blanqueo fue a través de uno de los primeros proyectos de ley de la gestión Macri, en 2016.

Por medio de la llamada "Ley del Primer Empleo", que propuso exenciones y subsidios para empresas que contraten a jóvenes de hasta 24 años en todo el país, se proponía la "liberación de las multas y sanciones (salvo que sean 'cosa juzgada'), y la extinción de las deudas, comprendiendo capital e intereses, si se regularizan hasta diez trabajadores, cuando la deuda tenga su origen en la falta de pago de aportes y contribuciones".

El proyecto también hacía referencia a que los trabajadores formalizados tengan derecho "a hasta 60 meses de servicios con aportes"

Se va la segunda... y la tercera

En noviembre de 2017 el Poder Ejecutivo envió al Congreso un extenso proyecto de reforma laboral, con 127 artículos, que tampoco llegó a tratarse en el recinto.

Confirmado por fuentes oficiales que "el espíritu del proyecto sobre blanqueo es el mismo", y que no tendrá modificaciones sustanciales, los principales puntos del título primero sobre la Regularización del Empleo Registrado (y que ya estaba consensuado con las organizaciones sindicales) son:

_Condonación de la deuda por capital e intereses y extinción de acciones penales para el empleador. La deuda será perdonada en un 100% si la registración de los trabajadores por su verdadera fecha de ingreso y/o real remuneración tiene lugar en los primeros 180 días corridos una vez reglamentada la ley. Será del 70% si se hace posteriormente.

_Los trabajadores pueden computar hasta 60 meses de servicios con aportes.

Uno de los puntos más discutidos del proyecto fue el Artículo 7, donde se habla de "Deudas controvertidas" y dice: "Podrán incluirse en el presente régimen las deudas que se encuentre controvertidas en sede administrativa, contencioso administrativa o judicial, a la fecha de publicación de la presente Ley en el Boletín Oficial, en tanto el demandado se allane incondicionalmente, desista y renuncie a toda acción...asumiendo el pago de las costas..."

Ahora resta ver si la tercera vez es, finalmente, la vencida.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar