16 de Julio de 2018

PREGUNTAS PODEROSAS Y ESCUCHA ACTIVA

Valora este artículo
(0 votos)

Por Horacio Bellotti. La buena pregunta y la escucha activa nos enseñan a ver, a comprender las historias ajenas y propias y cómo son contadas. No solo el contenido sino la mirada, la intención, la forma, el tono.

A partir de ahí construimos realidad y forjamos la manera en que elegimos ver al mundo.

Ambas nos dan la oportunidad de no ser prejuiciosos y ver el lado favorable del mundo y de las personas.

Con preguntas y escucha construimos memorias y sueños, nos concentramos y estamos alerta, dándonos la oportunidad de aprender otras maneras de ver las cosas, disparando nuevas preguntas cada vez mejor enfocadas.

Las preguntas positivas van a destrabar y generar un canal de energía positiva virtuosa que no sabíamos provenía de ese puente que construimos en el diálogo, y activamos la vida.

Desde lo físico, las preguntas negativas comprimen y limitan la conversación a algunas emociones básicas: miedo, bronca, enojo, alegría.

De cuatro hay una sola positiva y esta libera esa energía de la que hablamos, tan creativa que te habilita a buscar soluciones, y oportunidades para buscar tu futuro y el del otro.

El proceso de preguntar y escuchar nos remite a los 5 pasos de Coleman:

1-Tomamos conciencia de las emociones de ambos.

2- Regular las emociones y elegirlas, porque para poder cambiar tengo que decidir quien quiero ser con eso que escucho y cómo elijo que me afecte, o no.

3-Controlar el efecto de las emociones que recibo, no tomarlas linealmente sino filtrarlas.

4- Ganar habilidades que faciliten la comunicación en este proceso de vincularme conmigo y con los demás. Decidir que ese diálogo positivo me conviene y puedo desarrollar la habilidad de incorporarlo a mi vida.

5-Las competencias que adquiero para establecer relaciones favorables aun con personas con las cuales no estamos alineados en el pensamiento.

El nombre del juego es trascender nuestras propias fronteras a partir de lo positivo. Y lo positivo es: Sí. Sí abre puertas, abre cabezas y multiplica curiosidad y pasión. El “no” cierra, obtura, nubla, oscurece y tapa el camino del puente que no recorremos hacia ese propósito natural de la vida: ser felices.

¿Y cómo lo logro esto de sentirme felíz? Estando alegre e identificando aquellos momentos del día en los que sentimos alegría y felicidad.

¿Y cómo empiezo a estar alegre? Sonriendo. Estamos permitiendo que algo nos quite la alegría. Tenemos que hacernos cargo de esto, desvictimizarnos y alejarnos de ese contexto tóxico.

¿Y cómo me alejo? Aprendiendo para enfrentarnos a lo desconocido.

¿Y cómo lo hago conocido? Usando la pregunta y la escucha activa, nos acerca tanto al entendimiento como a repetir comportamientos que sí nos sumen.

Estamos inmersos en una sociedad en la cual la alegría, la sonrisa amable, la pregunta positiva y el SI fueran un pecado, o un crimen. Alguien que sonríe en una reunión de trabajo da la lectura que no está enfocado. Serio no es solemne, ¡cuidado!

A mí me echaron del colegio por divertirme y eso lo asociaban con revoltoso. Eso es parte de mi historia y no debemos dejar que otros la escriban, es nuestra historia de felicidad que incluye la curiosidad de saber más acerca del otro preguntando y escuchando y sobre todo contagiando.

Lo que va, vuelve. Así funciona.

Buen humor gente! Nada es el fin del mundo. Por un rato conviene alejarse del drama y la solemnidad hasta que se transforme en un sano hábito arrimado a la palabra SI. SI comunica, nos vincula, abre puertas une y nos permite aprender juntos. Pregunto eligiendo bien las palabras, aquellas que introducen un nuevo lenguaje, aquel con el que queremos asociarnos. Porque si todos somos más amables, disfrutamos y honramos ese deseo natural que es sentirme feliz.

¿Es loco no? Hablamos de ser felices y nuestras preguntas y respuestas dicen otra cosa.

¿Y qué busco cuando pregunto y escucho?, probablemente algo que no tengo y necesito. A veces es solamente sentirme tranquilo, que alguien me escuche. Entonces, si comienzo a recorrer el puente y me comunico, puedo pedir aquello que quiero.

Los pensamientos todos, alquilan lugar en nuestras cabezas y quitan espacio a otros que abren opciones, entusiasmo, pasión, alegría y creatividad.

No es una utopía señores, es un ejercicio que nos identifica con las emociones. Preguntar y escuchar, solo eso. Hasta podemos decir que comenzamos a habitar un espacio nuevo con todos aquellos sinónimos que queremos que nos definan.

Verbalizar es el final del camino para un pensamiento. Cuando sale por la boca el proceso es virtuoso. Nos escuchamos a nosotros mismos muchas veces concluir e ir por más. El estímulo de lo oído entra de nuevo y se realimenta. Y si pregunto me doy la oportunidad de sumar otra cabeza a mi razonamiento. Abro puertas.

NOTAS RELACIONADAS:

CONVERSACIONES DIFÍCILES

CUANDO ESTÁS EN PAZ, LAS COSAS COMIENZAN A TENER SENTIDO

Pregunto y aprendo a preguntar -mejor fruto de la reacción del otro-, y reformulo y redirecciono para estimular su pensamiento hacia lo positivo; lo enfoco, no permito que se distraiga.

Y tampoco me distraigo yo, sino que nos abstraemos en construir el puente de compromiso que recorremos entre este presente y el futuro.

Como un músculo, podemos entrenarnos para fortalecer esta capacidad de concentrarnos en las siguientes avenidas:

1-Elegí tus vínculos con cuidado y relaciónate cara a cara, sin obstáculos físicos que se interpongan, sin mesas ni escritorios.

2-No permitas que nada ni nadie te distraiga, enfócate y simplificá tu día y hacé una sola cosa a la vez con conciencia y concentración.

Pensá que estos momentos son tuyos, como refugios emocionales. Rescatate de la locura que te rodea.

3-Preguntá y escuchá con atención y permití que las emociones entre ambos fluyan, llorando, riendo, solidarizándote, expresá gratitud y apreciá.

Vivimos tantos futuros como elegimos y si arrancamos por ser agradecidos con aquel que nos pregunta o nos escucha y lo decimos expresamente le va a dar significado y placer al viaje de ambos.

Por último, que pasar tiempo con vos haga de tu día algo muy pleno y feliz.

 

Horacio Bellotti es Business Coach cetificado (International Coaching Federation) 
www.bellotti.com.ar

Coach Ejecutivo y Mentor para invididuos que se desempeñan dentro y fuera de organizaciones, que están interesados en llevar adelante cambios enfocados en: aprender a manejar el stress diario, quieran diseñar acciones concretas para llevar sus carreras hacia puestos de mayor responsabilidad ganando protagonismo,orientarse a los resultados, mejorar sus relaciones interpersonales, aprender a pedir, y construir una red virtuosa de contactos, explorando su interior para encontrar que hay una manera de vivir los procesos de carrera de manera eficiente y efectiva sin dejar la salud en el intento.

Está acreditado por ICF como Coach Asociado con una lista de clientes que incluyen todos los niveles de las empresas en farma, healthcare, consumo masivo. Asimismo, asisto a independientes y emprendedores a diseñar sus caminos alternativos.

Mail: horacio@bellotti.com.ar

Web: http://bellotti.com.ar/pyme/

Perfil Linkedin con testimonios y recomendaciones : https://www.linkedin.com/in/horaciobellotti/

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar