14 de Noviembre de 2018

El crecimiento de Estados Unidos se acerca a un punto de inflexión

Valora este artículo
(0 votos)

En Bridgewater, el mayor hedge fund del mundo, calculan que habrá turbulencias en el mercado porque la economía pronto empezaría a enfriarse.

La economía estadounidense se enfrenta a una inminente desaceleración dado que la política monetaria más restrictiva empieza a afectar la actividad y aumenta la presión en los mercados financieros, según Bridgewater, el mayor hedge fund del mundo.

Bob Prince, codirector de inversiones en Bridgewater, cree que la reciente agitación bursátil fue provocada por los inversores, que se dieron cuenta de que el fuerte crecimiento económico de este año y las sólidas ganancias corporativas probablemente hayan alcanzado su punto más alto, mientras las tasas de interés siguen aumentando y el impulso de los recortes fiscales se va desvaneciendo.

"El optimismo en cuanto al crecimiento futuro de las ganancias se integró en las valuaciones de las acciones. Pero nos encontramos en un potencial punto de inflexión donde la economía de estar recalentándose pasa a ser mediocre", señaló Prince en una entrevista.

Prince, que administra activos por u$s 160.000 millones en Bridgewater junto con el fundador Ray Dalio y el co-CEO Greg Jensen, dijo: "Nos estamos acercando a la etapa en la que el endurecimiento monetario podría producir, quizás no una gran recesión, sino mayor presión".

Los rendimientos de los bonos del Tesoro comenzaron a subir considerablemente a principios de este mes, ya que comentarios en cuanto a elevarlas más provenientes de algunos funcionarios de la Reserva Federal (Fed) y una serie de datos económicos positivos de Estados Unidos obligaron a los inversores a reevaluar su visión optimista de hasta dónde y con qué rapidez el banco central podría aumentar las tasas de interés.

Si bien el cambio en el mercado de deuda fue provocado por buenas noticias económicas, el salto en los rendimientos de los bonos del Tesoro fue tan abrupto que la semana pasada impactó en el mercado de valores estadounidense, provocando la mayor caída del S&P 500 en más de seis meses. De hecho, fue un retroceso tan severo que desbordó en los mercados globales.

La mayoría de las bolsas del mundo recuperaron su equilibrio el viernes, y los rendimientos del Tesoro de EE.UU. han caído desde los máximos de siete años. Pero Prince advirtió que es probable que haya más turbulencia, dado que los principales bancos centrales, encabezados por la Reserva Federal, están endureciendo la política monetaria.

"Esta semana podría desvanecerse en la historia y no la recordaremos en el futuro, pero claramente estamos cambiando de una era de ablandamiento de la política monetaria a otra de endurecimiento monetario," explicó. "Si eso (un punto de inflexión en el crecimiento) es lo que está sucediendo, no será un acontecimiento que dure sólo una semana", agregó.

Este año, los recortes de impuestos han fortalecido la economía de Estados Unidos, y la tasa de desempleo se ubicó en su nivel más bajo desde 1969, la confianza del consumidor está en su pico desde 2000 y la actividad del sector de servicios alcanzó su máximo desde 1997. Incluso la Fed ahora predice que el crecimiento superará el 3% en 2018.

Pero eso lo ha llevado a planificar para diciembre el cuarto aumento de las tasas de este año y otros tres en 2019 para desacelerar la economía. Al mismo tiempo, la Fed está reduciendo su hoja de balance de bonos adquiridos en la crisis.

La semana pasada, el presidente Donald Trump expresó su preocupación por el aumento de las tasas de interés, y dijo que la Fed estaba "fuera de control" y describió sus políticas actuales como "una locura". "Creo que están cometiendo un gran error", aseguró Trump.

El domingo, Larry Kudlow, el principal funcionario económico de la Casa Blanca, minimizó la caída en el mercado de valores. "La economía está en excelente forma. Estamos en un auge económico", le dijo Kudlow a Fox News. El contexto es muy positivo para el mercado de acciones. Las correcciones van y vienen. La gente debería estar muy tranquila en cuanto a esas cosas".

Kudlow también rechazó la idea de que Trump esté tratando de presionar a la Fed para que cambie su política con sus críticas. Afirmó que el presidente "respeta la independencia de la Fed".

"Sólo está opinando. No hay nada malo en que él opine", agregó Kudlow. "Simplemente que el auge siga adelante. Creo que es eso lo que está haciendo el presidente".

NOTAS RELACIONADAS:

OPEP pide aumentar la inversión en el mercado petrolero global

El FMI se muestra pesimista acerca del crecimiento global en el futuro cercano

Debido a que se espera que haya una suba de tasas antes de lo previsto anteriormente, los pronósticos de crecimiento para el próximo año son más moderados, y algunos analistas incluso pronostican otra desaceleración para 2019 o 2020.

Prince dijo que los peligros se atenuaron por la mejor resiliencia del sistema financiero, pero aseguró que le preocupan las implicaciones de un menor poder de fuego monetario y fiscal.

Los crecientes déficits presupuestarios limitaron la flexibilidad del gobierno de EE.UU. para estimular la economía, y las tasas de interés de la Fed siguen bajas. Al mismo tiempo, es probable que haya fuerte resistencia política a una nueva dosis de flexibilización cuantitativa, señaló el administrador del hedge fund.

"Los riesgos de una profunda recesión de alguna manera se suavizan por el hecho de que no estamos excesivamente apalancados, pero los riesgos de una desaceleración prolongada son muy grandes," afirmó Prince. "¿Qué nos hará salir de eso?", se preguntó.

Fuente: Robin Wigglesworth / Financial Times

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar