24 de Marzo de 2019

Banner Principal 01 - Matias Perazzo

Se concreta la primera exportación de jugo de limón a granel en ISO Tanks

Valora este artículo
(0 votos)

La nueva operatoria logística, desarrollada y utilizada hasta hace pocos meses en otras partes del mundo, optimiza tiempos y reduce costos.

En Tucumán, los limones tienen apellido, resalta Carlos Toppazzini en una nota para lanacion.com.ar.

Desde hace 3 generaciones, la familia Trapani se dedica a producir y comercializar ese cítrico y sus derivados, convirtiéndose en un proveedor de calidad con fuerte presencia en el mercado internacional.

Hoy, 60 años después de su fundación, la empresa FGF Trapani hace historia en la industria nacional y regional al realizar la primera exportación de jugo de limón enfriado a granel en un ISO Tank de temperatura controlada "Reefer Heater".

Históricamente, este tipo de exportación se realiza en tambores que reúnen 17.000 litros de jugo de limón congelado dentro de un contenedor reefer de 40 pies.

Sin embargo, mediante su unidad de negocios ISO Tank Logistics, la firma Missionline desarrolló un nuevo proyecto en 2017 que se concretó hace unas semanas cuando embarcaron el producto de una manera innovadora para el país, con destino a Nueva York.

Al ser a granel y cubicar 25.000 litros, el ISO Tank puede soportar 19.000 litros en una operatoria eficiente que ahorra tiempos al cargarse de manera más rápida, a la vez que reduce costos de mano de obra y envase, tanto en origen como en destino, preservando el producto y manteniendo sus propiedades.

El equipo funciona con electricidad, como cualquier contenedor reefer, cuenta con serpentinas que mantienen la temperatura y con glicol, un anticongelante.

Se trata del primer paso para el desarrollo de una logística integrada novedosa en la región y que hace apenas unos meses comenzó a verse en el resto del mundo.

Una exigencia del mercado

Según Mariano Miramontes, ejecutivo de Ventas de Missionline Logistics y quien llevó adelante el proyecto desde el inicio con el apoyo de Richard Kraayenbrink y el equipo de ISO Tank Logistics, "todo surgió de las consultas de los exportadores de jugo de limón concentrado que históricamente exportan el jugo congelado a -18°C en tambores de 200 litros, en contenedores de 40 RH, un negocio legendario de las navieras".

Como no existía otra manera de hacerlo porque no había en el país ese tipo de ISO Tank, la compañía decidió desarrollar el negocio en la Argentina y en Brasil.

"Tuvimos que importar el tanque, reconstruirlo y empezar a ofrecerlo a los interesados y potenciales clientes, hasta que dimos con FGF Trapani y tomaron la iniciativa para concretar esta nueva propuesta de innovación logística", explica.

Según los expertos, hace tiempo que circula una teoría que pone en debate el modo tradicional en que se exporta el jugo concentrado, enfriado y/o congelado.

Es decir, utilizar los tambores metálicos con bolsas de polietileno en su interior, constituye una modalidad que se sustenta en la necesidad de simplificar los procesos de envasado y descarga en destino.

Los tambores son llenados en forma individual, lo cual supone el cuidado de todas las etapas, control de los pesos, actividad de personal con alto grado de dedicación, etc.; donde el costo se vuelve clave ya que este tipo de envase debe ser descartado luego de su recepción por el comprador.

Además, otro factor que influye en el cambio es la creciente conciencia ecológica que reclama la sociedad y a la cual adhieren las empresas. Por lo que el desafío para las compañías es encontrar la manera de optimizar, modernizar y dar respuesta a una creciente demanda, sin afectar la calidad del producto durante su transporte.

En ese contexto, señala Fernando Stockl, gerente de Logística de FGF Trapani, "consideramos distintas opciones, como flexi-tanks especiales para productos enfriados y/o congelados o bins descartables o recuperables en destino para su posterior reutilización. El desarrollo de tecnología aplicada al transporte de este producto nos incentivó para dar respuesta a la necesidad del cliente en ese sentido y, después de evaluar distintos sistemas, decidimos apostar por el ISO Tank refrigerado".

Ventajas para el productor y el importador

Se trata del primer ISO Tank que llega al país para realizar la primera exportación de jugo de limón bajo esta modalidad, lo que sin dudas incrementa la complejidad y responsabilidad de la operación.

Este tipo de tanque apto para alimentos del tipo Reefer Heater, puede mantener temperaturas que van desde los -29ºC hasta 29ºC durante trayectos largos.

"En pocos meses pudimos desarrollar la exportación, cuando FGF Trapani comprobó que era un envase apto para su producto y que cumplía con las exigencias de su cliente en Estados Unidos", reconoce Miramontes.

Al momento, el operador ya tiene más interesados del rubro citrícola y el interés de otras empresas exportadoras y comercializadoras de jugos, lácteos, agua, cerveza, vinos de alta gama y otros productos líquidos o viscosos que requieren cadena de frío y trazabilidad en el transporte.

"Cabe agregar que el tanque cuenta con un sistema de descarga de información para conocer si el producto sufrió alguna modificación de temperatura o suministro eléctrico durante el viaje o en el almacenamiento en depósito", aclara.

Por su parte, el "transit time" para la exportación dura aproximadamente 40 días, desde el retiro del tanque hasta la llegada a destino. Es decir, no varía en comparación con exportaciones convencionales en contenedores, ya que también utiliza el sistema multimodal de camión y buque oceánico.

Missionline Logistics se encarga de toda la operación, que comienza con el retiro del tanque en el depósito y lavadero de tanques, y el traslado por camión a la planta en Tucumán. Luego de que el cliente carga su producto, "realizamos el transporte hasta el puerto de Buenos Aires, la puesta a bordo y embarque hasta Nueva York, donde nuestro agente americano realiza el transporte terrestre hasta la planta del importador, la recepción del ISO Tank vacío, el lavado y la puesta a bordo nuevamente hacia Argentina, para volver a reutilizarse con el mismo producto", asegura Miramontes.

En tanto que Fernando Stockl considera que "el ISO Tank presenta ventajas evidentes en cuanto al proceso de llenado y vaciado, aunque el transporte del equipo al lugar de consolidado es exactamente igual al de un contenedor estándar de 20 pies".

Para el llenado, indica, "solo es necesario un sistema de bombeo adecuado, de modo que el producto puede permanecer en nuestras instalaciones en tanques de gran volumen y luego ser trasvasado al ISO Tank con gran facilidad, lo cual simplifica el proceso y es una gran ventaja para el lado productor".

Balance

Al tratarse de una modalidad logística novedosa, la operación de FGF Trapani constituye todo un desafío bien recibido por aquellas empresas con deseos de innovar y evolucionar a la par de lo que sucede en el mundo.

Como la operación incluye el retorno del ISO Tank por ser dedicado a un producto en particular, el operador logístico analizó junto a su cliente toda la cadena, tanto en exportación como en importación. Y si bien los costos se incrementan por el lado logístico, se ahorra en mano de obra, envase, manipuleo, tiempos de carga y descarga.

Por lo tanto, el balance es positivo para los exportadores, especialmente si sus clientes en el exterior requieren utilizar ISO Tank.

En destino, también se facilita la logística al generarse menos movimientos, destrucción de envases y residuos, o el descongelado del producto para utilizarse en la industria, principalmente en bebidas gaseosas.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar