16 de Noviembre de 2018

Disputa entre Estados Unidos y China seguirá siendo un problema en los próximos meses

Valora este artículo
(0 votos)

La guerra comercial entre las potencias seguirá siendo uno de los principales temas que tanto inversores como autoridades tendrán presentes, en medio de reportes de un impacto en la economía real de varios países.

El crecimiento de China se enfrió en el tercer trimestre a su ritmo más débil desde la crisis financiera mundial y el sector manufacturero apenas se expandió en octubre e incumplió las expectativas debido a una caída de la demanda local y externa.

Ante dicho panorama, las autoridades del gigante asiático se han apresurado a anunciar estímulos para su economía y así mantener la confianza de los inversores. El viceministro de Finanzas, Zou Jiavy, dijo a Reuters el jueves que el país planea más recortes de impuestos para apuntalar el consumo interno.

La economía estadounidense se desaceleró en el último trimestre, aunque menos de lo esperado, al tiempo que los más recientes indicadores de la zona euro parecen mostrar que la expansión de la actividad está perdiendo impulso.

El mismo jueves, sin embargo, hubo ciertas señales de distensión entre las dos mayores economías del mundo, después de un contacto telefónico entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el mandatario chino, Xi Jinping.

Ambos líderes expresaron optimismo en que podrán resolver su amarga disputa comercial, en momentos en que planean una reunión en Buenos Aires, en los márgenes de una cumbre del G-20.

Washington y Pekín se han impuesto mutuamente cientos de miles de millones de dólares en aranceles sobre bienes importados.

NOTAS RELACIONADAS:

Las empresas de EE.UU. apoyarán a los republicanos pese a los aranceles

Baja el ritmo de las exportaciones de Latinoamérica por tensiones comerciales

El índice MSCI de acciones mundiales perdió un 7,5 por ciento en octubre, su peor mes desde mayo de 2012, golpeado por los temores sobre la guerra comercial, mayores tasas de interés en Estados Unidos, la tensión por el presupuesto en Italia y las negociaciones para la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

Los temores por un Brexit complicado se redujeron en algo esta semana, después de que un funcionario aseguró que un acuerdo podría estar cerrado para el 21 de noviembre y luego de reportes que indican que se habría alcanzado un pacto sobre servicios financieros.

Fuente: Reuters

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar