21 de Noviembre de 2017

Regalos por el Día del Niño llegan en forma de "metros cuadrados" e inversiones

Valora este artículo
(0 votos)

Martín Grosz, periodista de clarin.com, resalta que actualmente existen cuentas para hacer depósitos en Unidades de Vivienda que los chicos podrán usar al ser mayores.

También hay seguros para pagar carreras universitarias y planes para comprar cocheras.

Juguetes, ropa y tecnología son los regalos más típicos del Día del Niño, todos orientados a satisfacer necesidades presentes. Pero en el país otro tipo de regalos gana terreno. Diferentes, de largo plazo. Obsequios pensados para que los chicos, en el futuro, puedan tener una vida mejor, ayudándolos a contar con un ahorro, un pequeño ingreso, educación garantizada o la primera casa. El menú es grande y acaba de ampliarse.

A chicos de cualquier edad, desde bebés hasta adolescentes, ahora por ejemplo se les puede regalar "metros cuadrados", describe Grosz. Esta chance se abrió hace un mes, cuando el Banco Nación comenzó a ofrecer cajas de ahorro en Unidades de Vivienda (UVI) que se crean a nombre de menores de edad.

La idea de estas cuentas es que los adultos les vayan depositando pequeños regalos en pesos que mantendrán su poder de compra inmobiliario en el tiempo, al actualizarse por el Índice del Costo de la Construcción.

Al llegar a la mayoría de edad, la cuenta se vuelve una caja de ahorros común y la plata puede usarse para comprar una propiedad o para otro destino, explicaron en la entidad.

Similar, en el Banco Provincia adelantaron que lanzarán cajas de ahorro en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) para que los chicos, desde su nacimiento, puedan recibir regalos y que esa plata se les vaya actualizando al ritmo de la inflación hasta cumplir los 18 años.

En otra propuesta, a los hijos ahora también se les puede regalar una caja de ahorro desde los 13 años, en versión para menores, que les permite recibir plata y realizar las operaciones más comunes del mundo adulto, como extraer efectivo en cajeros, comprar con una tarjeta de débito a su nombre, hacer transferencias y pagar servicios desde la PC o el celular. Además, los chicos "bancarizados" pueden ahorrar y hacer plazos fijos en UVA para cubrirse de la inflación.

El Nación, el Bapro y el Credicoop lanzaron este año sus opciones, que ponen como titular de la cuenta a un mayor. Se sumaron así al Itaú, que venía siendo el único en abrir cajas de ahorro en pesos y en dólares para menores desde los 14 años. En todos los casos, un adulto responsable controla, con acceso en tiempo real a todas las operaciones.

"El 93% de los menores usa estas cuentas habitualmente y un 51% opera en home banking", comentó Guillermo Jejcic, director de Productos y Planeamiento del Itaú. “Es importante fomentar la cultura financiero-digital entre los chicos, queremos que se familiaricen con las herramientas bancarias”, añadió Juan Curutchet, titular del Provincia.

Fuera de los bancos, el obsequio de una creciente cantidad de familias es contratar seguros de vida con ahorro y capitalización para garantizar que los chicos tendrán el dinero necesario para formarse en un determinado colegio o universidad, incluso si sus mayores mueren o una grave enfermedad les impidiera pagarlo.

¿Cómo funcionan? Se calcula cuánto dinero necesitarán para estudiar y en cuánto tiempo, y se define un plan de ahorro para llegar a la suma con aportes mensuales o semestrales, que se van invirtiendo en el mercado de capitales. Se contrata a su vez un seguro por el cual, ante un siniestro grave, la compañía cubre los pagos faltantes.

"Suelen pedirlo padres o abuelos de chicos de 6 a 12 años, armando planes de ahorro de 10 a 15 años", contó Victoria Bleuzet, gerente de Vida Individual del Grupo Absa, donde ofrecen la línea "University" de Zurich. En MetLife, con una propuesta similar, destacan: "Muchos piensan que no es accesible, pero no es así. Siempre se encuentra un punto de equilibrio entre lo ideal para cubrir los gastos de educación y lo que la familia puede pagar".

Otro regalo de muchos padres "para el futuro", más típico pero muy vigente, es meterse en inversiones inmobiliarias “desde el pozo” para comprarles en cuotas, como herencia en vida, una pequeña propiedad -vivienda o cochera- que luego los hijos podrán poner en alquiler para tener un ingreso.

Hoy una "cochera premium" en un punto clave de Almagro, cerca del Hospital Italiano, sale US$ 23.000 y puede pagarse en 30 cuotas ajustables de $10.000 con un anticipo de $120.000, ejemplificó Esteban Súcari, gerente de Ventas de Ecocheras, una firma dedicada al rubro.

Y sumó: "Es muy común que se compren para los hijos, como una herencia en vida y también como una forma de enseñarles a invertir. Las eligen porque son mucho más rentables que un departamento, los costos de mantenimiento son ínfimos y tienden a valorizarse más".

Gabriel Brodsky, director comercial de Predial, afirma que otra opción en alza son "microdepartamentos" de 18 a 30 metros cuadrados con valores desde US$ 50.000, posibles de pagar a 10 años con cuotas mensuales ajustables desde $5.500 y un adelanto del 20%. "La inversión es atractiva porque cuesta la mitad que un departamento chico común y se puede poner en alquiler casi al mismo precio", destacó.

Fuente: clarin.com

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar