16 de Noviembre de 2018

Por qué mejoran las cuentas fiscales en lo que va de 2018

Valora este artículo
(0 votos)

Según la ejecución presupuestaria que difunde el Ministerio de Hacienda, el resultado primario deficitario al tercer trimestre de 2018 fue equivalente a 1,1% del PIB. En igual período del año 2017, el déficit primario representaba el 2,1% del PIB.

El cotejo de las cifras en lo que va de 2018 da cuenta de un resultado primario deficitario por $153 mil millones, que fue $69 mil millones inferior a los $222 mil millones de igual período de 2017.

Sin embargo, esta comparación involucra cotejar montos en moneda de dos períodos distintos, lo que no resulta económicamente correcto, sostiene el IARAF.

El Instituto propone suponer que la realidad fiscal de los tres primeros trimestres de 2018 hubiera resultado idéntica a lo ocurrido en 2017 medida en términos del producto, para luego transformar las modificaciones efectivamente observadas y expresarlas en pesos de 2018.

A continuación se presentan los puntos principales del informe del IARAF sobre qué gastos e ingresos explican la caída del déficit fiscal en 2018.

La mejora en el desempeño fiscal fue posible gracias a una baja en el peso del Gasto Primario Nacional. Puesto en valores, el Gasto Primario aportó $173.000 millones frente a un escenario de igual déficit primario en el comparativo entre 2018 y 2017. En términos del PIB, el peso del Gasto Primario bajó 1,3 puntos porcentuales.

De los $173.000 millones que aportó la baja del Gasto Primario, $36.000 millones fueron para compensar una caída de los Recursos Totales, y los $137.000 millones restantes fueron destinados a mejorar el resultado primario, siempre en comparación con los primeros nueve meses de 2017.

En efecto, de la contribución que realizó el Gasto Primario, el 80% fue destinado a la mejora del Resultado Primario y el 20% restante tuvo como destino compensar la caída de los recursos.

En el acumulado de los tres primeros trimestres del año, el Gasto Primario retrocedió 1,3 p.p. respecto a la ejecución presupuestaria de igual período del año 2017. Tanto el Gasto Corriente Primario como el Gasto de Capital cedieron participación en el PIB en el acumulado al tercer trimestre del ejercicio fiscal 2018: -0,8 p.p. y -0,5 p.p., respectivamente.

Todas las partidas que componen el Gasto Corriente Primario perdieron participación en el PIB respecto a los primeros nueve meses del año 2017. La caída más significativa se registró en los Gastos de Funcionamiento (incluye gasto en remuneraciones del SPNF y Bienes y Servicios) que bajaron 0,3 p.p. respecto al acumulado al tercer trimestre de 2017. Seguidamente, las Prestaciones Sociales cedieron 0,2 p.p. y el resto de los componentes (Subsidios Económicos y Transferencias Corrientes a Provincias) aportaron 0,2 p.p. a la baja del peso del Gasto Primario.

Al analizar qué rubros resultaron responsables de la performance del déficit primario, o sea, en la mejora de éste al medirlo en el acumulado en los primeros nueve meses de 2018 en comparación con su valor en los primeros nueve meses de 2017 surge que, por el lado de los Ingresos, se tiene un fuerte aporte de los Recursos No Tributarios, por ejemplo, si los éstos hubiesen experimentado una performance similar a la del ejercicio 2017, los Ingresos Totales hubieran tenido solamente la caída de 0,7 p.p. en los Recursos Tributarios (equivalente a -$104.000 millones), sin la compensación que aportaron los Recursos no Tributarios en lo que va del ejercicio fiscal 2018, valorada en $68.000 millones extras.

En efecto, el aporte de los Recursos no Tributarios a la mejora del déficit primario representa el 26% del total de dicha mejora.

La contribución que realizaron los Gastos Corrientes asciende a $102.000 millones, lo que representa el 59% del aporte a la baja del Gasto Primario.

En orden de importancia, dentro del rubro de gastos corrientes, el Gasto de Funcionamiento, con una reducción equivalente a $39.000 millones, aportó el 22,5% a la baja en el Gasto Primario, mientras que las Prestaciones Sociales contribuyeron en un 13,4%, mostrando una caída equivalente a $23.000 millones respecto a lo que hubiera sido necesario para mantener la importancia que mostraron en 2017.

El resto de las partidas concentran el 23,1% restante de la reducción en las erogaciones corrientes, siendo los Subsidios Económicos los menos relevantes al aportar un 6,5% a la baja del Gasto Primario, ya que resultaron $11.000 millones inferiores al monto necesario para mantener la relevancia mostrada en 2017.

Por su parte, el Gasto de Capital contribuyó en el equivalente a $71.000 millones a la baja del Gasto Primario, lo que representó el 41% de la baja total de éste.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar