23 de Abril de 2018

Banner Principal 01 - Matias Perazzo

Por cada turista que vino al país dos argentinos fueron al exterior

Valora este artículo
(0 votos)

Después de tres años, en 2017 volvió a crecer el arribo de visitantes del exterior, pero están lejos del máximo de 2011.

Las salidas de argentinos continúan marcando récord, enfatiza Nuria Rebón en un reporte cronista.com.

El arribo de argentinos volvió a crecer el año pasado, después de tres años en baja. Pero aún la cantidad de visitantes está un 14% por debajo del récord registrado en 2011 en turismo receptivo.

Mientras tanto, la cantidad de viajes de argentinos al exterior continuó creciendo sin pausa año a año, con la excepción del 2014, cuando disminuyeron un leve 4,5%.

De este modo, la balanza comercial turística agrandó su rojo en cantidad de visitantes (entre los extranjeros que llegan y los argentinos que parten), a tal punto que por cada visitante foráneo que arribó en 2017 viajaron casi dos residentes locales al exterior: 2,307 millones frente a 4,195 millones de personas, según la Encuesta de Turismo Internacional (ETI) del INDEC, con datos a noviembre pasado, en base a todos los aeropuertos argentinos con vuelos internacionales.

Para encontrar una relación similar entre arribos y partidas hay que remontarse a los 90, cuando el Plan de Convertibilidad ($ 1, u$s 1) impulsaba las salidas al exterior, pero se recibían menos extranjeros).

A noviembre de 2017, la balanza comercial turística acumuló una pérdida de 1,887 millones de personas, la más amplia a nivel histórico.

Como el Indec discontinuó desde diciembre de 2015, al asumir el nuevo gobierno, la publicación del dato sobre ingresos y egresos de divisas por turismo, dentro de la ETI, no se conoce la pérdida registrada en dinero, pero sería aún mayor.

Los datos de todo 2016 habían arrojado también una balanza deficitaria, pero menor: cada dos argentinos que habían salido del país, había ingresado un extranjero (3,1 millones de argentinos viajaron, contra sólo 2,04 millones que llegaron del exterior), según la misma encuesta.

Entre enero y noviembre del año pasado, arribaron al país por diferentes aeropuertos 2,3 millones de extranjeros, un 7,2% más que en igual lapso de 2016, según el INDEC.

Si se tienen en cuenta sólo Ezeiza y el Aeroparque Jorge Newbery, el alza fue de 4,1%, a 2,1 millones de personas.

La diferencia se explica porque el año pasado más aeropuertos comenzaron a recibir vuelos internacionales directos y otros ampliaron las frecuencias, por eso las terminales porteña y bonaerense crecieron, pero en menor medida.

El resultado es una buena noticia para el país, ya que a partir de 2012 había comenzado a caer el turismo receptivo y marca un claro cambio de tendencia.

Al respecto, el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, destacó ese aumento, "gracias a las medidas que tomamos, como mejorar la conectividad o el reintegro del IVA en alojamiento. Hemos recuperado el rumbo del crecimiento turístico, la llegada de turistas extranjeros viene creciendo sostenidamente hace 17 meses".

Pero su recuperación no alcanza para compensar el turismo emisivo. "Estimo que el turismo receptivo continuará recuperándose, aunque no creciendo al mismo ritmo que el emisivo. Todo dependerá de la economía, si comienza o no finalmente a arrancar y aparecen las inversiones finalmente", comentó el consultor hotelero Arturo García Rosa, presidente de Sahic y de RHC Latin America.

Los viajes de argentinos al exterior aumentaron un 18,1% a noviembre en forma interanual, a través de todos los aeropuertos, a 4,19 millones de personas, y un 11,8% a través de Ezeiza y Aeroparque.

"El dólar subió, pero no lo suficiente para frenar los viajes. Por la inflación local es atractivo viajar y comprar en el exterior. La prueba está en que Uruguay, Brasil, Chile y Colombia registran récord en visitas de argentinos", destacó García Rosa.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar