18 de Febrero de 2019

El CEDIN es un "retorno a la convertibilidad" ante fracaso del "cepo"

Valora este artículo
(1 Votar)

El Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) señaló que los certificados que emitirá el Banco Central a partir de los fondos en dólares del blanqueo son un retorno “a la convertibilidad”, ante el “fracaso” del cepo cambiario que trató “de imponer a la población que todas las transacciones se realicen en pesos”.

En un informe, la consultora aconsejó que “la tan proclamada soberanía monetaria no se logra con discursos sino con mejores instituciones, en particular, con un manejo más responsable y profesional del Estado”.

Y describió que los CEDIN, “tal como fueron reglamentados, operarán como una moneda nacional convertible en dólares”, con un “mecanismo análogo al que tuvo el peso argentino durante la convertibilidad de la década de los ‘90”.

El trabajo sectorial apuntó que “utilizar el respaldo de una moneda extranjera más que una opción es una necesidad derivada de la inflación alta y persistente”, sobre todo en un Gobierno “que ha denostado enfáticamente la convertibilidad”.

El trabajo de IDESA concluyó en que, “mientras no haya estabilidad, la gente va a ahorrar y utilizar como medio de pago una moneda diferente a la nacional”.

Y detalló la evolución histórica de la inflación en Argentina y al respecto explicó por qué el Gobierno apela “a un mecanismo reiteradamente denostado”:

_En los 40 años que precedieron a la convertibilidad, la tasa de inflación promedio fue de 110% anual.

_Esta media se conforma por una tasa de inflación promedio del 24% anual en las décadas del ’50 y ’60, y de 254% anual durante los ’70 y ’80.

_Más recientemente, entre los años 2007 y 2013, la tasa de inflación promedio fue de 22% anual.

"Estos datos muestran que la década de los ’90 estuvo precedida por 40 años de inflación extremadamente elevada. La severidad del problema obligó a adoptar un régimen monetario muy rígido, como la convertibilidad”, dijo IDESA.

El Informe explicó que, pese a las diferencias, en la actualidad el Gobierno “se ve forzado a buscar alternativas, porque el peso argentino ha dejado de servir como instrumento de ahorro y tiene muchas limitaciones para ser usado como instrumento de transacción”.

Finalmente, IDESA aseveró que “el problema de fondo no es el régimen monetario sino la generalizada baja calidad de las instituciones”, ya que “la inflación crónica y la decadencia es un derivado de reglas de juego que inducen a ineficiencias, lobbies buscando rentas y nichos monopólicos, intensas pujas distributivas, altos niveles de corrupción y profundos desequilibrios fiscales”.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar