14 de Noviembre de 2018

A+ A A-

LIDERAZGO: SI QUIERES DIFERENTES RESULTADOS, CAMBIA TUS PRÁCTICAS. ¿CÓMO HACERLO?

Valora este artículo
(2 votos)

“En tiempos de cambio, quienes estén abierto al aprendizaje se adueñaran del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe”, Eric Hoffer.

Nuestra manera de ver y sentir tiene que ver con hábitos históricos incorporados en nuestra cultura. Vivimos en un país y en una cultura donde la manera en cómo nos relacionamos no está funcionando. Desde lugares muy diferentes escuchamos que carecemos de un liderazgo competente comprometido con la reinvención de nuevos futuros, y que siempre cometemos los mismos errores. Esta preocupación aparece repetidamente en periódicos, revistas y debates recurrentes por televisión y estadísticas.

Los dirigentes viven en las conversaciones del pasado y en las especulaciones de la predicción del futuro reaccionando al pasado, en vez de estar comprometidos en la transformación de las prácticas del liderazgo que limitan nuestros nuevos futuros.

Como dijo Carl Jung: “Lo que negamos nos somete, lo que aceptamos nos transforma”.

Y ustedes se podrán preguntar que tendrá que ver esto con el mundo empresarial, personal y político, en realidad mucho.

La pregunta es: ¿Por qué?

La cultura es el agua en que nadan los integrantes de la sociedad, es su contexto. Vivimos en una cultura en donde el futuro llega antes que el presente, al que de inmediato incorporamos como parte del pasado, es por eso que hay que destrabar el presente para poder inventar nuevos futuros.

¿Cómo hacerlo?

1. Parte del secreto de todo es reeducar el observador que uno es, en vez de ver el mundo como cosas del pasado, ver el mundo como posibilidad de acción comprometida con otros en la invención de nuevos futuros. Los tiempos cambian, el mundo cambia, los juegos y hábitos de la organización que en algún momento sirvieron para conseguir los resultados esperados hoy son ineficaces.

2. El ser humano no existe como cosa fija, se construye en la medida en que va actuando, por lo tanto “el ser se inventa y el mundo se inventa”.

3. Incorporar la importancia que tiene el lenguaje en nuestras vidas. El lenguaje es compromiso, hace una diferencia en las vidas de las personas. “Somos seres lingüísticos, nuestro ser ocurre dentro del escuchar y hablar, creamos identidades, creamos la cultura donde vivimos. Nuestra identidad y nuestro futuro se construyen en conversaciones”. Necesitamos aprender a escuchar efectivamente y hablar de otra manera.

4. Aprender a valorizar la palabra empeñada, “interpretar a la comunicación como noción de compromiso”, la comunicación como generadora de confianza, generando coherencia de estilo. Sin coherencia es imposible ser grandes.

5. Por ejemplo: “El prometer tiene una tremenda capacidad de hacer el bien o el mal”. Involucra a otros y a condiciones de satisfacción mutuas, y sin embargo esto que nos parece tan obvio, nos pasa muy inadvertido en “nuestra manera de ser”. EL Hacer historia es involucrarse responsablemente en la transformación de las prácticas cotidianas que involucran a nuestro liderazgo establecido en nuestra cultura.

6. Sabemos que siempre que existan seres humanos, éstos estarán haciendo compromisos, ofertas, pedidos, rechazos, contraofertas, declaraciones y afirmaciones. Sin lenguaje estas acciones no podrían ser realizadas.

7. Ser comprometidos con nuestra manera de hablar y escuchar a los otros implica crear una nueva cultura de valores, muy distinta a la históricamente conocemos. Este desafío depende del compromiso de cada uno de nosotros, en la transformación de nuestras prácticas. Lo nuevo solo ocurre cuando nos vaciamos de las prácticas anteriores.

8. El aprendizaje transformador es un elemento del cambio de prácticas, el cual nos lleva a un mayor espacio de apertura y crecimiento. Crecer significa aumentar el espacio que cada uno ocupa, y en la medida que haya mayor espacio habrá más posibilidades.

9. La gestión bien encaminada puede conducirnos a mejores relaciones entre individuos, entre grupos, equipos y países. “Para ello debemos ser capaces de escuchar - contra ofertar - proponer soluciones que no están escritas en ningún lado y que deben ser inventadas permanentemente.”.

10. Estar comprometidos con los cambios implica el compromiso de lanzarse al nuevo futuro, escuchando futuro y vendiendo futuro con condiciones de satisfacción para ambas partes generando impecabilidad en los acuerdos.

Contacto: ana@opulenceproducciones.com 

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar