14 de Noviembre de 2018

A+ A A-

LIDERAZGO EMPRENDEDOR: ¿SOY UN LÍDER RESPONSABLE O CONTROLADOR?

Valora este artículo
(1 Votar)

¿Cuáles son las diferencias? Fuimos criados con la noción de que el control es necesario en todos los dominios de nuestras vidas.

Creemos que el control es poder y que controlando tendremos mejores resultados.

El control forma parte de nuestra manera de ser, “está en nuestra escucha previa de quiénes somos”, es decir que creemos que podemos tener todo bajo control y particularmente en nuestras relaciones.

Desde la mirada ontológica interpretamos que el control no es control. Cuando una persona está fuera de control creyendo que está en control en las relaciones, vive la vida a través de los otros. Su mundo se vuelve cada vez más estrecho con respecto a la posibilidad de quién podría estar siendo.

Si observamos nuestras vidas en los diferentes ámbitos y vemos que no obtenemos los resultados deseados a pesar de que creemos tener el control, entonces la pregunta es: ¿es el control una cualidad positiva? ¿Estamos sometidos a nuestra propia adicción al control? ¿Cuáles son las consecuencias del control? Vivir la vida a través del otro desatendiendo la propia.

Si aprendemos a soltar el control nos quedamos con la elección de la vida que podemos crear y construir. Tenemos una elección en vez de quedarnos en el círculo vicioso del control que impide nuestra posibilidad de ser.

Hay una diferencia muy grande entre ser responsable y ser controlador por ejemplo, es muy frecuente escuchar en las empresas este tipo de conversaciones: Si yo no lo controlo no conseguiré los resultados que quiero, no es lo suficientemente capaz de hacerlo solo, no tiene todavía la competencia que yo tengo, y otras conversaciones que justifican el por qué debo controlar. La relación está basada con respecto al juicio que tengo de la incompetencia de ese otro. Si observamos el prejuicio en este caso específico consideraremos que es muy difícil que las personas puedan cambiar. Si escuchamos desde esta perspectiva podríamos decir que hay muy pocas personas competentes que podrían desempeñarse como yo o mejor que yo.

En este paradigma de control hay siempre victimas de su propio juego, si estamos controlando no podemos ser.

La ontología del lenguaje es el dominio del ser en donde la reinvención del ser humano es posible. Cada vez que nos abrimos a la declaración de una nueva posibilidad nos rendimos al control aceptándolo y dejándolo ir.

_ La pregunta a hacerse es: ¿Qué sería posible si yo pudiera? no pensando en lo que me limita en la relación ni en lo que en ella estoy peleando.

El punto aquí es, si permitimos que el otro sea respetado en su integridad, sin controlarlo o manipularlo, ahí se producen las diferencias con respecto a la posibilidad de que ese otro pueda ser en la dinámica del compromiso y la responsabilidad. Si no ponemos nada en riesgo con respecto a nuestra manera de pensar y accionar, no nos podemos comprometer en ir más allá, cambiando nuestra acción, ni permitir que el cambio con el otro suceda.

_ “Aprender a ser competentes y responsables para garantizarle la autonomía de la integridad del otro”.

Dentro de toda empresa una de las dificultades que persisten son las conversaciones recurrentes que denominamos de desperdicio, que son los chismes y habladurías. Son conversaciones en las que el compromiso está ausente, y están generalmente vinculadas a la reacción al control, y destruyen la cultura de la organización.

_ Ser un excelente profesional requiere un profundo compromiso, el reinterpretar que rendirse al control soltándolo no es una debilidad, que por el contrario implica la posibilidad de que un cambio ocurra en las relaciones.

Cuando por ejemplo: Vamos a la cancha a ver un partido de futbol, si le apostamos a nuestro equipo vamos a estar escuchando de una manera diferente que sí no lo hiciéramos.

_ Para que nuestra realidad cambie, debemos cambiar la conversación y la práctica, en consecuencia nuestro mundo cambia.

Por ejemplo: el artista está siempre viendo el momento en que va a transformar su arte e interpreta al mundo desde una flexibilidad autentica.

_ ¿Qué es lo que sería posible que hoy no lo es con respecto al control?

Si las relaciones con los otros cambian, en consecuencia cambia mi mundo.

 

Contacto: ana@opulenceproducciones.com 

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar