18 de Febrero de 2019

A+ A A-

MIRAR EL CIELO ES MIRAR EL PASADO

Valora este artículo
(0 votos)

Cuando los astrónomos miran el cielo y analizan la luz que emanan las estrellas, quizá lo observan con ojos de arqueólogos.

Tal vez muchas de las estrellas que podemos ver, ya están muertas, sólo que la luz aún está viajando hacia nosotros.

La luz viaja aproximadamente a 300 mil km por segundo. Es una velocidad asombrosa, sin embargo el universo es inmenso.

La estrella más brillante, Sirio, está a 8,6 años luz. Una de las estrellas más lejanas a simple vista es Deneb, en la constelación del cisne (Cygnus), está a casi 3.000 años luz.

Eso quiere decir que, cuando la observamos, la luz que vemos comenzó su viaje hacia aquí cuando la antigua Roma apenas se iniciaba.

NOTAS RELACIONADAS:

600 AÑOS DE DEUDAS

CALLE SIN SALIDA

Quizá todo lo que vemos y percibimos, aquellas certezas que constituyen nuestra realidad, son apenas fulgores, signos volátiles de un universo vibrante, tan grande y maravilloso que apenas cabe en nuestras humildes unidades de medida.


MIRAR EL CIELO ES MIRAR EL PASADO (inspirado en el Planetario de Malargüe, Mendoza, Argentina).

 

Contacto: www.facebook.com/claudiopensoconsultores

claudio@claudiopenso.com
www.claudiopenso.com 

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar