17 de Agosto de 2018

A+ A A-

¿CÓMO EMPEZAR EL NUEVO AÑO EN LA EMPRESA?

Valora este artículo
(0 votos)

PRESENTACIÓN. Todo comienzo de año, trae consigo la aspiración por concretar nuevos proyectos así como una genuina preocupación respecto a cómo motivar a los empleados.

En este artículo, nos proponemos reflexionar en torno a esta temática aportando una serie de recomendaciones factibles de implementar durante la evolución del calendario.

Buena parte del trabajo de un líder institucional es promover acciones orientadas a comprometer a los empleados en las actividades a desarrollar durante el nuevo ciclo, así como revisar modalidades de gestión perimidas o que requieren algún tipo de ajuste no sólo para alcanzar logros distintos sino a la vez, superiores a los ya conquistados.

Valorar la agenda en blanco y evaluar positivamente lo que aún no se ha escrito, concluye en una inmejorable oportunidad para determinar qué haremos en los próximos 365 días; es decir, hacia dónde orientaremos el trabajo en la empresa y, al mismo tiempo, qué estrategias implementaremos para alcanzar los objetivos y las metas programadas.

ALGUNAS IDEAS A TENER EN CUENTA PARA EMPEZAR EL AÑO MOTIVADOS

Para promover un entorno que motive y estimule a los empleados, le ofrecemos a los gerentes y a los dueños de las MIPyMES un menú de opciones orientadas a incrementar la productividad y mejorar el clima de trabajo.

Desde nuestra perspectiva teórica, resulta fundamental propiciar un entorno laboral que estimule la creatividad, facilite la emergencia de talentos y habilidades y promueva la confianza entre los integrantes de la organización.

1). Conceder un día o dos para organizar la tarea, en especial luego del regreso de las vacaciones.
Esta “pausa” le permitirá al empleado un ordenamiento y una reorganización del trabajo que quedó en “stand by” antes del receso. Retomar el ritmo, recuperar información sensible acumulada durante su ausencia y planificar su tarea cotidiana en el contexto de una “reinserción sin presión”, permitirá conservar internamente el bienestar alcanzado durante los días de vacaciones.

2). Comunicar a los empleados lo que vendrá.
Es decir, compartir con ellos los objetivos y metas que la empresa ha planificado para el año, así como si lo hubiere, algún desafío de carácter comercial que amerita, sea asumido por el conjunto de la organización.
Pensar equivocadamente que los empleados no necesitan saber hacia dónde va la empresa, implica a nuestro criterio un razonamiento cortoplacista que restringe la creatividad de quienes integran la organización y en algunos casos, constituye una causal de fuerte insatisfacción laboral.

3). Recepcionar los aportes de los empleados orientados a mejorar la gestión de la organización.
La mayoría de los empleados tiene un genuino interés en la empresa. Quieren contribuir al éxito de la misma y ofrecen sugerencias para ayudar a mejorarla. Resulta oportuno en este comienzo de año, transmitir confianza en que los aportes y sugerencias para el mejoramiento organizacional van a encontrar canales efectivos de concreción en el marco de la gradualidad y la viabilidad de las innovaciones por venir.

4). Establecer premios al desempeño.
Las evaluaciones semestrales constituyen un mecanismo interesante para promover talentos y hacer los ajustes que fueran necesarios.
La profesionalidad en la gestión de una empresa suele estar fuertemente asociada a la evaluación de los desempeños laborales de los empleados, así como a la capacitación permanente de los mismos.

5). Promover la comunicación institucional.
Habilitar canales de comunicación fluidos y promover espacios de reunión periódica y consultas con los referentes de cada sector, resulta ser otra estrategia de alto impacto en el aumento de la productividad y en la construcción de la confianza laboral de los empleados.

CONCLUSIONES

Quienes tienen a su cargo la conducción del Área vinculada al desarrollo profesional pueden encontrar en cada comienzo de año, un momento clave para impulsar innovaciones cuyo impacto se irá develando a medida que transcurran los días del calendario.

Clarificar los objetivos y metas a alcanzar durante a lo largo del año año, estar dispuestos a recepcionar las contribuciones y opiniones de los empleados así como articular acciones colaborativas entre los diferentes sectores que componen a la organización, constituyen algunas de las estrategias básicas y a la vez relevantes para que cada empleado pueda emprender su trabajo cotidiano con compromiso y creatividad.

 

Claudia Beatriz Cao es Magíster en Gestión de Proyectos Educativos. Universidad CAECE. (2008). Título de la Tesis: “Las Reformas del Gobierno y la Gestión del Sistema Educativo: Debates Parlamentarios de la Ley Federal de Educación (1993) y de la Ley de Educación Nacional (2006)”. Calificación: Sobresaliente con Honores. Jurado: Dra. Mónica Pini; Dra. Ana Donini y Dra. María Irma Marabotto.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar